HEMANGIOSARCOMA CANINO

HEMANGIOSARCOMA CANINO

También conocido como hemangioendotelioma maligno o angiosarcoma es una neoplasia originada en el endotelio vascular. Representa el 5% de las neoplasias malignas primarias no cutáneas y entre el 12 al 21% de todas las neoplasias mesenquimales en el perro. HEMANGIOSARCOMA AURICULAR, VIDEO

Tumor Atrial

 

Es el 2.3 al 3.6% de los tumores de piel en perros y entre el 45 y 51% de las malignidades esplénicas. Es menos común en gatos siendo únicamente el 2% de los tumores (1,2,5).

Se observa principalmente en perros de edad media y geriátricos. Están predispuestos los Pastores Alemanes, los Golden Retrievers y los Labradores Retrievers (1,2,3,5).

Virtualmente se puede presentar en cualquier parte del cuerpo en forma primaria o secundaria, siendo los lugares más predispuestos el bazo, la piel y el atrio derecho (2,3).  Es un tumor de naturaleza muy agresiva que tiende a hacer metástasis muy rápido (3).

La forma cutánea y subcutánea se ha visto mas frecuentemente en perros con poca pigmentación y piel con poco pelo (1,2,3 ).  Esta forma puede ser una metástasis de la forma visceral, por lo que estadificación completa del paciente debe realizarse.

La tercera forma de presentación más común de presentación es la forma cardiaca, estando los Pastores Alemanes más predispuestos (2).

PATOLOGIA Y COMPORTAMIENTO NATURAL

Razas Predispuestas

La forma cutánea está asociada a la exposición de luz U.V. (3).  El sitio primario más común en el perro es el bazo (1,2).  Otros sitios frecuentes son el atrio derecho, la piel y subcutis y el hígado.  Aproximadamente dos tercios de las masas esplénicas son malignas y aproximadamente dos tercios de estas malignidades son hemangiosarcomas (1,2,5).  Un estudio reporta que en el 70% de los casos de perros con hemo-abdomen no traumático presentan hemangiosarcomas.  Los otros diagnósticos diferenciales (hematoma, hemangioma y otros sarcomas) no se pueden distinguir por evaluación ultrasonográfica, radiológica o quirúrgica por lo que es necesario la evaluación histopatológica para el diagnóstico definitivo ya que los pronósticos son muy diferentes en las tres condiciones (1,2).  Los diagnósticos diferenciales para los tumores esplénicos incluyen linfomas, leiomiosarcomas, fibrosarcomas, osteosarcomas, histiocitomas y otros sarcomas, así como entidades no neoplásicas como hiperplasia nodular, hematomas esplénicos y hemangiomas (5).

Dentro de sus características física pueden ser masas solitarias o multifocales dentro de un órgano o ampliamente diseminado.  Son de formas y tamaños variables, de colores que van desde el gris pálido hasta el rojo oscuro o púrpura.  A menudo son suaves o gelatinosos y contienen áreas necróticas llenas de sangre.  Usualmente son pobremente circunscritos y adheridos a órganos adyacentes.  Son muy friables y se rompen fácilmente causando grandes hemorragias (1,5).  Se han tipificado como un tumor de un comportamiento muy agresivo y de rápido crecimiento y metástasis.  La excepción a este comportamiento son los tumores cutáneos sin infiltración subdérmica, que generalmente no hacen metástasis.    Generalmente metastatizan al hígado, omento, mesenterio y pulmones (1,2,4).  Un estudio sugiere que un 25% de los perros con tumor esplénico tiene envolvimiento atrial derecho (1,2,5), y esta presentación es el el tumor cardiaco mas común en perros (5).  En perros es el sarcoma que más comúnmente hace metástasis a cerebro en aproximadamente un 15 % de los casos (5).

En gatos es menos agresivo, principalmente los cutáneos. Pero los viscerales si tienen una alta tasa de metástasis.

HISTORIA Y SIGNOS CLÍNICOS

Generalmente se presenta en perros viejos, con un promedio entre los 8 y 10 años de edad (3). Los signos clínicos dependen de la localización del tumor primario y de las metástasis dadas, siendo tan graves como muerte súbita debido a ruptura del tumor y sangrado masivo intra cavitario hasta signos inespecíficos como letárgia, anorexia y vómito (5). De la forma visceral es común el paciente con debilidad aguda o colapso, con episodios previos que se resuelven espontáneamente luego de 12 a 36 horas debido a que la sangre que cae a la cavidad abdominal es reabsorbida (3,4). Muchos perros se presentan con signos vagos (inapetencia, letárgia, pérdida de peso, distensión abdominal), y se palpa una masa en el abdomen (1,2).  Los perros con presentación cardiaca pueden presentarse con tamponamiento cardiaco y falla derecha con intolerancia al ejercicio, disnea, pulso yugular positivo y ascitis (1,2,3).

Al examen físico se ve membranas pálidas, tiempo de llenado retardado, taquicardia y pulso débil y una onda de fluido palpable en el abdomen, pérdida de peso (1,3).

Para las localizaciones menos comunes los signos van a depender del órgano afectado y van desde convulsiones en metástasis cerebral hasta cojeras permanentes o intermitentes cuando se presenta envolvimiento óseo (3).

Todos los signos anteriores aplican por igual para los gatos.

DIAGNÓSTICO 

La anemia puede ser regenerativa o no dependiendo de la cronicidad.  Generalmente se reportan esquistocitos y acantocitos (hemólisis microangiopática).  Adicionalmente se presenta leucocitosis neutrofílica.   Se observa trombocitopenia en un 75 a 90% de los casos que es de moderada a severa.  La bioquímica es no especifica.   La mayoría presenta perturbaciones en algún aspecto de la cascada de la coagulación y un 50% tienen criterios de CID (1,2,5).  El 53% de los gatos presentan elevación de la AST (5).

Las efusiones abdominales son usualmente sanguinolentas, y la citología de estas no es útil.

Buscar metástasis es mandatorio antes de la cirugía, y es necesario para saber qué tipo de paciente tenemos (estadificación clínica).  Los que tienen evidencia de invasión de otros órganos tienen muy mal pronóstico.  Y la mejor forma de encontrar nódulos tumorales en otros órganos es por ultrasonido abdominal y cardiaco.

Los perros con envolvimiento cardiaco y hemopericardio exhiben signos típicos de efusión pericárdica (disminución de amplitud de QRS, alternancia eléctrica).  La ecocardiografía es esencial en el diagnóstico de efusión pericárdica y en un 65 a 90% de las veces se ven los tumores. Los hemangiosarcomas primarios en corazón tienen una alta incidencia de hacer metástasis a pulmones (1,2).

Para la estadificación completa del paciente se requiere hematología, bioquímica sanguínea , pruebas de coagulación, abdominocentesis, imágenes abdominales y ecocardiografía (1,2).

El estadio clínico se resume en la siguiente tabla (1,2).

SISTEMA DE ESTADIFICACIÓN CLÍNICA TNM

T tumor (tumor primario)

T0 sin evidencia de tumor

T1 tumor confinado a un sitio primario y/o dermis y menor a 5 cm

T2 tumor que invade tejido SC y/o mayor a 5 cm

T3 cualquier T1 o T2 que invade estructuras adyacentes y/o músculo

 

N nódulo (nódulos linfáticos regionales)

N0 sin evidencia de invasión linfática

N1 con evidencia de invasión linfática regional

N2 con evidencia de invasión linfática distante

 

M metástasis

M0 sin evidencia de metástasis

M1 metástasis distante

 

ESTADIFICACION TNM

I  T0 o T1, N0, M0

II  T1 o T2, N0 o N1

III  T2 o T3, N0 o N1 o N2, M1

Los tumores clasificados como estado I tienen un mejor pronóstico, por lo que es muy importante estadificar los pacientes.

La citología usualmente es de poco valor diagnóstico por lo hemodiluída que es la muestra usualmente. No se recomiendan las biopsias con aguja por el riesgo de ruptura del tumor y sangrados sonsecuentes.

El 75% de los perros diagnosticados con lesión esplénica se presentan con metástasis a otros órganos, principalmente a la cavidad abdominal (2).

TRATAMIENTO

Hemangiosarcoma Esplénico
Cirugía es el tratamiento de elección para todos los perros y gatos con hemangiosarcomas.  Siempre es necesario estabilizar el paciente y corregir las anomalías presentes.  Debe ser lo mas agresiva posible en remover todo el tejido afectado.  Si el tumor es esplénico se recomienda la esplenectomía.  Se reconoce que perros en cirugía esplénica están en riesgo de tener arritmias cardiacas durante y después de la cirugía por lo que es indispensable un buen monitoreo cardiovascular.  Usualmente estas arritmias se resuelven 24 horas después (1,2).  Si el tumor es en el corazón se recomienda pericardiectomia como tratamiento paliativo a la efusión. Ocasionalmente se puede retirar la masa del atrio afectado (1,2).

Quimioterapia

Tratamiento único o acompañado basado en doxorubricina es el recomendado. Se puede combinar con ciclofosfamida y con vincristina, pero el riesgo de mielosupresión se incrementa con el uso de estos otros agentes de quimioterapia (4,5)

PRONÓSTICO

El pronóstico para la forma cutánea es un poco mejor que para las otras presentaciones aunque sigue siendo reservado (2). Las mejores tasas de supervivencia se obtuvieron usando cirugía mas quimioterapia basada en doxorubricina (1,2).

BIBLIOGRAFIA

  1. Withrow, Macewen´s.  Small animal clínical oncology. 2007. Saunders, Elsevier eds.  Hemangiosarcoma. Pp 785-792.
  2. Ogilvie, G. Moore, A.  Managing the canine cancer patient.  Veterinary learning systems.  2006. Splenic Hemangiosarcoma. Pp. 481-494.
  3. Smith, A. Hemangiosarcoma in dogs and cats.  The veterinary clinics.  Small animal practice. 33 (2003) 533-552.
  4. Grant, W. Center, S. Strombeck, D.  Strombeck`s small animal gastroenterology. Third Ed.  Saunders. Hepatic Hemangiosarcoma. Pp 855.
  5. Ettinger, S. Feldman, E. Veterinary Internal Medicine. Seventh Ed. 2010. vol. 2. Chapter 327, Hemangiosarcoma. pp 2175-2180.
Si está interesado en nuestro anterior artículo, haga “click” en él: CARDIOMIOPATIA DILATADA CANINA

Los comentarios para este tema han sido cerrados.